domingo, 29 de mayo de 2011

Debate (VII): ¿Son justos los premios literarios?


El próximo miércoles, el jurado fallará el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2011, uno de los premios literarios más importantes que puede conseguir un escritor. Además, en 2011 se cumplen 25 años de la entrega de este premio al actual Nobel de Literatura, el hispano-peruano Mario Vargas Llosa.

Si hacemos un resumen rápido de los más prestigiosos premios literarios nacionales e internacionales (Nobel,Cervantes, Príncipe de Asturias, Nadal, PLaneta, Pullitzer, Man Booker.....) vemos tanto luces como sombras entre los ganadores. Muchos de estos premios no gratifican la calidad literaria, sino la figura humana o la intrahistoria del galardonado. Es por eso que muchas veces los ganadores han sido poco reconocidos por el gran público, o se han llevado críticas una vez que se ha dado a conocer sus obra.

Si nos ponemos a hacer un repaso, y empezamos por el más importante, mucha gente se extrañará si se entera que autores como Herta Müller (2009), Le Clezió (2008), Elfriede Jelinek (2004) o Imre Kértesz (2002) han sido premio Nobel de Literatura en esta década. Si nos remontamos a años anteriores, la lista seguro que aumenta considerablemente. Si hablamos del premio Príncipe de Asturias, también llama la atención (aunque en menor medida) autores como Nélida Piñón o Fátima Mernissi.

Mi opinión:

Creo que gran parte de los premios que se dan hoy en día no se ajustan a la realidad. Está claro que es imposible satisfacer ampliamente a todos, pero muchos premios no están dados con cordura.

Si hablamos de premios a una trayectoria, muchos Nobel, e incluso Cervantes, me resultan cuanto menos chocantes, pero entiendo que cuando premias una trayectoria literaria, son muchos los factores a tener en cuenta, más de los que un lector normal y corriente como yo puede imaginar.

Sin embargo, si hablamos de premios literarios tipo Planeta, Nadal, Primavera etc... creo que no soy el único que piensa que son totalmente injustos. Poca gente conozco a la que le haya gustado un ganador o finalista del Premio Planeta, por ejemplo. "Sospechosamente", muchos ganadores de estos premios vuelven a ganar otros parecidos años después, pensando que este mundillo de los concursos es reducido, y que pese al anonimato de las obras entregadas, los criterios para su elección sobrepasan lo estrictamente literario.

Por último, una mención especial para los premios literarios más modestos, que para mí gozan de mucha mayor justicia, y que muchas veces sirven no sólo para conseguir publicar buenas novelas, sino para dar a conocer a autores que merecen realmente la pena.

Y vosotros, ¿Qué pensáis de los premios literarios? ¿Son justos? ¿Pensáis que tienen valor algunos de los que se entregan, sobre todo en España? ¿A qué autor echáis de menos como Premio Nobel?

8 comentarios:

Jesús dijo...

Interesante entrada, César.

Sinceramente, cada vez presto menos atención a los premios literarios (me refiero, claro está, a los de renombre). Dudo mucho de la transparencia del proceso, especialmente en la criba de los manuscritos (algo me dice que hay preferencias sólo con el nombre para desechar o aceptar una obra). Y parece que también hay muchos escritores que piensan así, renegando de ciertos galardones.

Otra cosa sería los concursos literarios a un nivel más de calle, en los que sí se entra en profundidad en cada una de las obras. Quizás me equivoque y en algunos de ellos suceda lo mismo, pero desde mi propia perspectiva, me fío más de una novela galardonada en un concurso a nivel provincial-autonómico que otra que lo haya conseguido a nivel nacional (o editorial). De todas formas, y por suerte, esto no es una norma, y no es difícil encontrar excepciones para ambos grupos.

¡Un abrazo!

Bookworm dijo...

Pues no sabría qué decirte. Desde luego a mí no me influyen a la hora de comprar un libro. Quizás me suene más al oído un título que ha ganado un premio, pero no por ello voy a lanzarme a comprarlo. Es más, juraría que suelo elegir casi siempre a los finalistas (hablo sobre todo de el Premio Planeta).
Desde luego el ganador estará más que de acuerdo en lo justo del premio, pero a veces huele a chamusquina cuando hacen el paripé en alguna entrega y saben de sobra quien se va a llevar el gato al agua.

Óscar dijo...

Yo soy bastante escéptico para la mayoría de premios del mundo del arte, creo que es algo tan subjetivo que es muy difícil valorar, eso por no hablar ya de lo amañados que están muchos de ellos. Más que en los premios generales siempre he confiado un poco más en los premios de cada género, por que si es complicado elegir, más aún cuando se trata de noveles de distinto género, siempre se tiende a poner unos por encima de otros, por poner un ejemplo los ganadores de los premios Nebula y Locus (premios de ciencia ficción y fantasía) casi siempre me han gustado cosa que no se puede decir de otros premios más generalistas.

Miguel Baquero dijo...

Los premios literarios que conceden las grandes editoriales están completamente amañados, por lo general. Es una forma de pagar el fichaje por una editorial. ¿A quién se le ocurre que Planeta pueda dar de pronto medio millón de euros a un desconocido sin tirón publicitario, o expectativas de tenerlo? Son premios empresariales que conceden las empresas según cálculos de ventas y cosas así. Lo penoso, lo grave y lo denunciable es que todo eso, que repito son meras fórmulas comerciales y operativas, esté sancionado con la presencia del Rey, de los ministros y se anuncie en la tele como un evento cultural. Eso es la grave: que se alimente el engaño de la gente, aunque es verdad que cada vez son menos los que siguen creyendo que a los Planeta se presenta la gente de incógnito y el ganador es, ¡oh, casualidad!, Antonio Gala, Juan Marsé, Savater, Millás...

Respecto a los premios sobre toda una trayectoria, pueden parecer más honrados, pero ahí entran cada vez más en juevo intereses comerciales, editoriales, políticos...

Total, que creo que los premios, cada vez más, son garantía de muy poco

Eva dijo...

Yo pienso igual. Creo que hoy en día son pocos los premios que se dan teniendo sólo en cuenta la valía de los escritos. Ahora priman más los anteriores libros escritos, haber tenido otro premio anteriormente... en fin, que no.

César dijo...

Veo que somos muchos los que pensamos lo mismo en cuanto a grandes premios se refiere.
Además, de la opinión de Miguel Baquero me fio, pues se que se ha presentado a muchos concursos, y que se conoce sus vericuetos mejor que ninguno.
En fin...como algunos dirían..."España es asín".
Gracias por los comentarios

Ignatius dijo...

El único premio al que presto algo de atención es el Herralde, porque verdaderamente "descubre" buenos autores (Bolaño, sin ir más lejos), apoya la literatura hispanoamericana y, si miráis la lista de premiados, la calidad es bastante alta.

Icíar dijo...

No estoy tan puesta como para saber si hay autores más merecido que otros. Sí puedo decir que a mí por ejemplo, los premios Nobel de literatura, cuando luego he ido a conocerlos, si no los conocía de antes, nunca me han defraudado. Sí me ha pasado con el premio planeta por ejemplo.
Con lo cual, yo me guío de determinados premios. Se diga lo que se diga del premio nobel de literatura, a mí me causa respeto, también el Man Booker, el Pulitzer, etc, porque no me han defraudado.
Con los planeta, el único que leí, no lo acabé (uno de Dragó);también me ha pasado con el premio Ramon LLul.
Así, que el prestigio en mi caso, queda con lo que premian.
Puede que hayan escritores que se lo merezcan más, y no los lleguemos a conocer, eso seguro que puede pasar, pero los que consiguen llegar, me gustan.

Por ejemplo, Leonard Cohen me gusta mucho, así que yo encantada con que le hayan dado el premio príncipe de Asturias. También me gustó Amín Maalouf y Fátima Mernissi, y estoy encantada con haberlos conocido por estos medios, ¿qué quieres que te diga? jeje

LinkWithin