miércoles, 16 de abril de 2008

"Firmin", Sam Savage


"Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona un hambre insaciable por los libros, su emoción y sus medios se vuelven humanos. Original, brillante y lleno de alegorías, Firmin derrocha humor y tristeza, encanto y añoranza por un mundo que entiende el poder redentor de la literatura, un mundo que se desvanece dejando atrás una rata con un alma creativa, una amistad excepcional y una librería desordenada. "

Firmin, una pobre rata, la menor de 11 hermanos, nos cuenta en poco más de 200 páginas, sus memorias. De como se las tuvo que apañar al nacer para conseguir ser amamantado y de como le tocó crecer alrededor de los libros, que primero le alimentaron el corazón y después el alma.

Relato triste, por las circunstancias en las que se desarrolla, y feliz al mismo tiempo, al ver como Firmin se las va apañando para, aún siendo una rata, tener una vida plena y placentera. Y es que no puedes remediar el encariñarte de esta rata tan poco corriente. Y mucha culpa de esto la tiene Sam Savage, y su forma de narrarnos la novela, todo mediante las palabras y pensamientos de Firmin, y de sus continuos "diálogos" con los lectores.

Aún así, en ocasiones la narración llega a hacerse pesada, y cuesta más de lo normal leerlo. Las 100 primeras páginas son bonitas y la emoción y gusto por el libro va creciendo. Sin embargo, las 100 siguientes, el gusto por la novela se estanca. Al acabar el libro, te quedas con la sensación de que quizá se podría haber exprimido un poquito más la historia. Aunque, para descarga del autor, diré que el final en sí es bastante aceptable, y su narración de ese momento cumbre es digna de admiración.

No es de lo mejor que he leído este año, pero reconozco que Firmin se ha ganado un trocito en mi memoria.

LO MEJOR:

- El modelo de narración, y las alusiones a los lectores

LO PEOR:

- Algunos "monólogos" de Firmin podrían sobrar, ya que no son trascendentes para la historia

VALORACIÓN: 7/10

4 comentarios:

Isi dijo...

Hola! Pasaba por aquí y justo acabo de terminar este libro. Me ha gustado también, me he encariñado con la rata y he sufrido por su incapacidad de comunicarse con los humanos. Pobrecillo! tenía tanto que contar y no podía ni siquiera asemejarse a lo que deseaba ser.
Un saludo!!

Ale dijo...

Me encanta el libro, coincido con Isi.

Lo que más me gustó es que Firmin se forma como una voraz lectora (le da una nueva definición al término "rata de biblioteca"), y disfrtuté mucho cómo habla de su amor por los libros.

César dijo...

Gracias a los dos por vuestros comentarios. La verdad es que Firmin es un personaje que cala hondo, de estos que siempre quedan en la memoria

Carmina dijo...

A mi me gusto mucho el libro, lo exprimi hasta lo indecible, practicamente me vi reflejada en el animalito en algunas ocasiones, pero como dije en mi reseña no es un libro que pueda leer cualquier publico. Es para lectores voraces, y gente que sepa apreciar ciertas joyitas, como Seda de Baricco

LinkWithin