lunes, 10 de mayo de 2010

Mi trilogía Millenium


Hace pocos días que terminé de leer estos tres libros de los que tanto se ha hablado durante los últimos dos años. No tenía pensado leérmelos, puesto que no me suelen gustar mucho todo lo que suene a best-seller, pero ante la insistencia de muchas personas, decidí empezar con su lectura a principios de año.

Carlitos, uno de los que más me animó a conocer a Stieg Larsson, empezó hace meses con el primero de los capítulos, reseñado en enero, por lo que él será el encargado (cuando esté algo más liberado de tiempo) de reseñar los dos siguientes. Yo por mi parte, los he dejado comentados en el otro blog en el que colaboro, Libros y Literatura. Aún así, y mientras Carlos termina con el segundo libro, quería compartir con vosotros mis impresiones sobre esta gran trilogía.

Creo que, lo primero de todo, la fama del autor sueco es totalmente merecida. Stieg Larsson a conseguido que devore sus tres novelas, con un total de más de 2000 páginas. Para mí, la clave del éxito está en haber definido de una forma tan clara a dos personajes tan carismáticos como Lisbeth Salander y Mikael Blomqvist, dos polos opuestos, pero que en realidad forman un tandem de altura.

Desgranando libro a libro, en todos me he encontrado grandes historias. En "Los hombres que no amaban a las mujeres", la historia ya huele a éxito desde el principio. Vuelve el típico misterio de habitación cerrada. En los 60, la joven Harriet Vanger desaparece en una isla de su multimillonaria familia y el presunto asesino está dentro del circulo familiar. Gracias a una gran novela como ésta, el autor cimenta la base de su éxito, puesto que, si en el primer libro no hubiera puesto toda la carne en el asador, es probable que no hubiesen sido tan aclamadas sus dos partes restantes. En resumen, novela negra pura y dura, de las que enganchan.

La segunda parte, "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina", para mí, es la más floja de las tres. Tentación me dio de dejarlo a medias cuando vi que llegaba casi a la mitad del libro y no aparecía el interés en ningún momento. Por suerte, la cosa cambia al final, siendo las últimas 200 páginas de una acción que compensa todo lo leído anteriormente. Aún así, viendo como nos deja en el aire el final, nos damos cuenta de que el segundo no es una novela en sí misma, sino una "introducción" a la traca final, "La reina en el palacio de las corrientes de aire".

Y es que, para mi, el tercer y último capítulo es el mejor. Viendo opiniones diversas, soy de los pocos que piensa que el tercero es el mejor, pero para mí, un libro de 850 páginas que te engancha desde el principio, tiene que ser porque es realmente bueno. Cierto es que todo el aire de novela negra que envuelve a esta trilogía desaparece en el último acto, para pasar a ser una novela de espías pura y dura. La parte del juicio, en eso si que parece haber mayoría unánime, es de lo mejor que he leído en los últimos años.

Por lo tanto, muchas cosas buenas reunidas en estos tres libros, que superan en calidad a muchos de los grandes best-sellers que nos intentan colar de vez en cuando las grandes editoriales. El enigmático personaje de Lisbeth me ha encantado, aunque en ocasiones su comportamientos descolocan y sacan de quicio. Blomqvist también me ha gustado, aunque quizá ese modo tan idealista de describir al periodismo en Suecia nos hace soltar una carcajada a los que sabemos como está el panorama en España.

Aún así, y pese a la gran nota que se merece este autor, tienen sus libros muchas cosas malas que reseñar. Lo primero de todo es lo repetitivo que puede resultar el autor, rozando el ridículo en ocasiones. También le cuesta mucho a Larsson empezar sus historias, pues en los dos primeros libros vemos como la trama no avanza mucho hasta pasar el primer tercio de los mismos (si quitamos paja innecesaria, nos quedarían tres libros de, como mucho, 400 páginas). Otro punto flaco es la gran cantidad de personajes (y de calles suecas!!!) que aparecen en escena, siendo difícil recordar en ocasiones el papel que ejercía cada uno. Y por último, y en esto Stieg Larsson queda salvado, si hay algo verdaderamente malo en esta Trilogía Millenium es la penosa encuadernación de Editorial Destino, insufrible a mi modo de ver.

Grandes libros, que no os deberíais perder.

Nota final: 8,5/10

Si quieres leer las reseñas completas, pincha aquí

10 comentarios:

sonia dijo...

La verdad Cesar es que tengo este libro desde que se hizo tan famoso, a mi pareja le ha encantado, pero me da mucha pereza cogerlo, y es que ha sido tan tan famoso que me saturó, pero creo que ya va siendo hora de atacarlo ya que por lo visto son sensacionales y a todos los que conozco que habeis leído el libro, lo habeis hecho en dos o tres días, vamos tiempo record, porque lo que se dice finos no son...
Saludos!

Bookworm dijo...

Bueno, yo aportaré que la edición de Círculo de lectores además de ser algo más económica es mucho mejor en cuanto a presentación y calidad. Los libros son de tapa dura y se abren y leen mejor.
Sabes que a mí me gustó la trilogía en general y no puedo más que recomendarla y al igual que tú opino que se podían eliminar una montón de hojas, haciendo que cada novela fuera algo más ligera.
En cuanto a lo malo, aparte de tanto nombre extraño para nosotros, me molestaba bastante, tanta referencia a cosas de Ikea, muebles, cafeteras... En fin, quién sabe si de seguir escribiendo Larsson más novelas no hubiera acabado patrocinado por ellos ¡je,je!

Hilario dijo...

Pues lo siento, porque yo me voy a perder los tres.
Cuestión de principios.

bibliobulimica dijo...

Yo todavía no los leo, pero ya caerán. Lo que si, es que las portadas también me parecen horrorosas. Me gustaban mucho más unas que hizo Elwen en su blog ;)
¡gracias por la reseña!
Ale.

César dijo...

Sonia: Yo tampoco los leí cuando salieron porque estaba saturado de ellos. Pero ahora, con a toro pasado, da gusto leerlo. Ánimate!

Bookworm: Está claro que las ediciones de círculo son siempre buenas, deberían aprender los de Destino...

Hilario: No se cual serán tus principios, jeje, pero te pierdes tres grandes libros.

Bibliobulímica: Las portadas son bastante tétricas, pero encajan bien con la historia, una vez que la conoces

Gracias por los comentarios

Gisel dijo...

Es por ello que no estudio literatura. Me encanta leer pero prefiero realmente disfrutar de la lectura antes que andar en las trastiendas haciendo de crítica.
La verdad es que la história es atrapante, desde principio a fin.
Una de las cosas más interesantes que encontre en du esencia es una nueva visión de arquetipo femenino. Lisbeth salander sabe llevar puestos los pantalones de las mujeres de hoy. Intensa, inteligente y autosuficiente. Ella no le teme a nada.

Gema Badajoz dijo...

Buenísima trilogía. El primero me fascinó, el segundo cambiando totalmente de argumento, me encantó y el tercero, donde se desvelan tantos misterios me gustó más si cabe que los otros dos. Recomendable cien por cien. Eso para quien no lo haya leído ya. Muy bueno tu blog, lo sigo desde hace poco, pero me gusta.

César dijo...

Buenas Gema:
Gracias por pasarte por este blog. Eres siempre bienvenida.
en cuanto a la trilogía, me alegra mucho ver que tenemos pareceres similares.
Espero verte por aquí
Voy a echar un vistazo al tuyo!

Encuestas elecciones 2011 dijo...

Que excelente introducción a tan buena lectura, realmente la e disfrutado bastante.

Luli dijo...

Yo todavía no termine de leer el tercero, pero lo que va de la historia me fascina. Es cierto lo de los nombres y también lo de los muebles, aunque no me molestaron. Me parece que más allá de todo, sale un poco de las historias básicas, y tiene una trama enredada pero efectiva, y sorpresiva. Justo estaba comentando estos libros en mi blog y buscando una imagen para mostrarlos encontré tu entrada de blog. La verdad me encanto "ojearlo", es muy bueno, ya te sigo! Y te aviso que te robe la imagen para mi post, pero nombre mi fuente para que otros te visiten! Gracias!

LinkWithin