martes, 19 de abril de 2011

"La alambrada", José Marzo

la alambrada

ARGUMENTO:

Ángel visita en el hospital a su tío Emilio, enfermo terminal de cáncer. La alambrada es el relato de esta última conversación, radicalmente libre y trágica, entre un joven y el hombre al que admira y que yace moribundo. El decorado sencillo, con una cama y una silla, un frasco con flores y una cortina que divide en dos la habitación, basta para que, al hilo de la conversación, vayan acercándose al lector los personajes y motivos que deambulan por las páginas del libro, algunos reales, como Gabriel o Luisa, y otros omnipresentes, como la imaginación, el amor y la muerte. La alambrada recurre a la memoria desnuda sin concesiones, pues tal como nos dicen sus protagonistas, “la vida es un argumento que se construye y se borra, pero nunca se puede olvidar”.


OPINIÓN:

Echando un vistazo a mis lecturas de los últimos meses, descubro libros que me han gustado, otros que me dejaron indiferentes y otros que no me gustaron nada. Éste de hoy es especial, no sólo porque me haya gustado, sino porque además me ha sorprendido, algo que no me pasada con un libro desde hace bastante.

La Alambrada es una novela sobrecogedora, que te mantiene en vilo y alerta durante el centenar de páginas que abarca. Con un tono frío y realista, Emilio hace una crítica velada a la sociedad de hoy, tan impasible ante la realidad. El estar postrado en la cama, a las puertas de la muerte, le hace "confesarse" con su sobrino, al que intenta enseñar el camino correcto antes de emprender su último viaje. Lejos de caer en el sentimentalismo, el enfermo se desnuda ante su confesor, no sin antes criticar la perdida de valores del mundo en que vivimos.

Durante la conversación, Emilio nos habla del amor, del sufrimiento, de las relaciones humanas, de la soledad... y un sinfín de temas que trata con su tono sereno, pero algo cínico.

Con José Marzo me ha pasado lo mismo que me pasó con Miguel Baquero, dos autores que he conocido gracias a la editorial ACVF. Muchas veces viene bien "rebuscar" en editoriales pequeñas, para conseguir de vez en cuando una verdadera joya, como la que hoy os traigo.

LO MEJOR:

  • La complicidad que se forma en el relato entre Emilio y Ángel

  • El tema de la muerte, tratado de forma seria (fuera sentimentalismos!!)

LO PEOR:

  • La novela no es perfecta, pero no consigo encontrarle ningún defecto.

  • Quizá sea difícil encontrar en librerías

VALORACIÓN: 8/10

7 comentarios:

Jesús dijo...

César, me ha gustado la reseña de este título. He sentido curiosidad por leer esa conversación, quizás la última, entre los personajes.

Un abrazo.

Rosalía dijo...

Me llama mucho la atención el libro. Y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices de las pequeñas editoriales, se descubren muy buenos libros. ¿Crees, entonces, que me será difícil hacerme con él?

bsos!

Miguel Baquero dijo...

Me alegro que te haya gustado ese pedazo de escritor que es José Marzo. Justamente ayer acabé de leer su última novela, Olga y la ciudad, y es una novela muy muy inteligente. Me alegro que ayudes a descubrir a la gente que está fuera de los circuitos comerciales y que tienen un valor literario de primera clase, como José Marzo.

@scen dijo...

Es realmente difícil que un libro sorprenda, y cuando esto pasa, en un plus añadido muy agradable
(si sorprende para bien, claro).

José Antonio del Pozo dijo...

Sugestiva reseña de esta novela La alambrada. Es esperanzador encontrar un espacio en el que se habla de escritores humildes, fuera de las majors y de los majors del negocio editorial. Le felicito por ello.
Saludos blogueros

César dijo...

Jesús: Como digo en la reseña, el libro me ha sorprendido y ya eso es bastante difícil de conseguir.

Rosalía: Mirando en la web de la editorial quizá lo consigas o digan donde conseguirlo. Yo creo que en Casadellibro no lo tienen.

Miguel: Leí hace tiempo "Aurora" y me gustó pero no me convenció mucho. Ahora con este si que si, chapó!

Ascen: Pues sí! es muy difícil, por eso tiene tanto mérito, siendo además una editorial muy pequeña.

José Antonio: Bienvenido a este blog, gracias por tu comentario. La verdad es que estos blogs no tienen que servir sólo para alabar a los grandes autores, sino para también servir de altavoz para otros a los que la fama no les vienen a llamar a su puerta, y que se lo merecen tanto o más.

Luisa dijo...

Gracias por traernos esta historia, que no conocía y que creo merecerá la pena leer.
Un abrazo.

LinkWithin