domingo, 24 de abril de 2011

Debate (III): El e-book...¿presente o futuro?

Enlazando un poco el debate anterior con éste, hoy os pregunto sobre sobre el e-book, en nuevo amigo (o enemigo) de nuestras librerías. Todo el mundo sabe ya a estas alturas lo que es un libro electrónico, sus diferentes formatos, y los tipos de ereaders en los que podemos transportar miles de libros sin apenas dificultad.


Echando un vistazo a la prensa (os paso los links), se manejan informaciones y cifras muy ambiguas sobre este nuevo apartado del mundo editorial. En EEUU, donde las tecnologías van un paso por delante de Europa, parece que el libro digital se ha implantado totalmente, siendo más vendidos que el formato clásico. Sin embargo, en España parece que el negocio está tardando en arrancar. El Observatorio de la Lectura y el Libro ha sacado un documento de trabajo sobre "Situación actual y perspectivas del libro digital en España" que recomiendo que veáis. El negocio actual parece que se sustenta en la venta de ereaders y tablets, a los que auguran buenas ventas en 2011.


Dentro de la industria del libro en España, el libro electrónico representa un 1,6% del total, queriendo llegar al 3% este año. Muy lejos todo del mercado norteamericano, donde las cifras superan ya el 8%.


Mi opinión: Para mi, entre presente y futuro, me quedo con ésto último. Creo que todavía estamos en un periodo de prueba y de lento crecimiento, pero al que tarde o temprano todos nos amoldaremos. Poco a poco los ereaders empiezan a ser más comunes, y el empujón de las tablets también se está dejando notar.


Pero para mi, el notable éxito de estos dispositivos no me parece suficiente para el negocio de venta de e-books, que todavía tiene que mejorarse. La piratería (mal endémico de este país), los precios caros y fracasos de buenas iniciativas como Libranda me hace ser un poco pesimista en cuanto al negocio del libro electrónico.


Y vosotros, ¿qué pensáis sobre la actualidad del libro electrónico? ¿creéis que se impondrá al formato clásico a corto plazo? ¿qué pensáis que se puede mejorar en el negocio para que sea un éxito?


Gracias a todos por vuestros comentarios.

19 comentarios:

LAKY dijo...

Creo que el principal problema con que se encuentran, no es tanto el precio de los aparatos como el de los libros, absolutamente excesivo.
Yo tengo uno y estoy encantada, en mi opinión son complementarios.
Saludos

sonia dijo...

yo también tengo uno y estoy encantada con él, sobretodo para irme de viaje o para moverme (en casa sigo leyendo en papel) no he dejado de comprar libros, eso sí, ahora solo los que me interesan de verdad, ya que antes compraba todo lo que podía ;)
en fin que estoy totalmetne a favor!
un besote

Tabuyo dijo...

Yo no tengo uno de momento. Pero no creo que le robe mucho mercado. El hecho de tener un libro en las manos, olerlo, pasar las páginas, ver cuanto te falta para terminar o simplemente buscar algo solo lo vas a hacer en papel. El e-reeder creo que es para determinadas situaciones.
Saludos.

Aguillo dijo...

Yo tengo un libro electrónico, que me resulta muy cómodo para cuando viajo, el metro...etc, pero no ha supuesto una bajada en la cantidad de libros que compro al año. Sigo comprando libros para regalar y también los que me gusta tener en mi biblioteca personal.

A mi el libro electrónico me ha servido para aumentar el número de autores al que leo. Por el bajo presupuesto que puedo dedicarle a la compra de libros, antes me dedicaba sólo a los autores que ya conocía y daba por seguro que no me defraudarían.

Ahora sigo gastando el mismo presupuesto pero mi mundo literario es más rico, y si un libro me fascina me lo compro, me gustan en papel, me gusta mi biblioteca personal.

Un saludo.

http://puertaabiertaalpensamiento.blogspot.com/

Yago dijo...

Me he comprado el Kindley, hace apenas un mes. Mi intención es utilizarlo para leer aquellos libros sobre los que tengo dudas de que me vayan a gustar. Y libros en inglés.

No dejaré de leer en papel, me gusta marcar páginas, hacer anotaciones en lapiz y disfrutar de mi biblioteca.

Creo que el libro electrónico puede ayudar a que algunas personas les entre el gusanillo por la lectura. A otros nos permitirá conocer a nuevos autores.

Siempre y cuando las editoriales cambien el modelo de negocio, si los libros siguen subiendo quizás nos tengamos que replantear nuestros gustos y todos nos lancemos al pirateo.

El hombre intranquilo dijo...

Yo tendría un libro electrónico si hubiese un mayor catálogo de literatura en español (sobre todo clásicos en buenas ediciones) y si los precios no fueran tan excesivos. No es de ley cobrar casi lo mismo por un libro en papel que por uno eletrónico, cuando en el mercado anglosajón los precios son muy distintos. Muchas veces nos quejamos de la piratería -y con razón- pero...

En cuanto al futuro... Creo que el ebook se impondrá, porque sus ventajas son evidentes. Al principio costará amoldarse, pero la experiencia nos enseña que no se puede luchar contra algo que es mejor, más barato, que ocupa menos espacio, que no pesa y que es más cómodo. No creo que desaparezca el libro en papel, pero sí que se verá cada vez más relegado a ediciones especiales, de lujo, de libros de arte, etc.

Aunque claro, no sé cómo vamos a llenar nuestras estanterías. ;)

Rosalía dijo...

Aquí en España creo que aún podrán ir de la mano ebook y papel durante años. Aquí nos lo tienen que dar todo muy mascadito y el ebook aún hace aguas.

Yo personalmente prefiero el papel, no tengo ereader. Ni pensamiento de comprarlo a corto/medio plazo.

Saludos!

Saramaga dijo...

Pues de momento me quedo con el libro en papel de toda la vida...

Primero: porque me gusta comprar libros, ordenarlos, colocarlos en estanterías y mirarlos..

Segundo: porque me gusta el papel, me gusta tener fotos en papel, leer en papel, anotar las cosas en papel...

De todas formas, creo que pueden convivir ambos en armonía.

Miguel Baquero dijo...

Yo creo que, sin duda, es el futuro, pero a nosotros, tipos educados en la cultura Gutenberg, nos ha pillado en medio y nos va a resultar difícil, si no imposible, adaptarnos.

Bookworm dijo...

Yo no tengo e-reader, pero supongo que a la larga todos los lectores acabaremos con uno, aunque eso sí, no me veo dejando de comprar el libro de papel. Tiene un encanto que la tecnología por más que nos facilite el tema del espacio y del peso jamás tendrá. Pienso que pueden ser compatibles. Lo que para mí está claro, es que se adaptarán mejor a estas tecnologías las nuevas generaciones. Los que hemos crecido amando los libros de papel nos moriremos amando los libros de papel por muchos lectores electrónicos que lleguemos a tener.
Es una opinión muy particular, claro.
Saludos

Miguel de Cervantes Saavedra dijo...

Convivirán ambos soportes.
Está por ver el efecto de la acumulación de libros sobre la socialización de la literatura. Me explico: potencialmente, todos los libros estarán disponibles (no existirán descatalogados). Unas editoriales seguirán apostando por la "literatura intensiva" (vender rápido, cualquier cosa); otras, por el libro de largo recorrido. Yo me quedo con estas últimas.

El hombre intranquilo dijo...

@Cervantes. Es otro aspecto que no habíamos tenido en cuenta, pero de gran importancia. No sólo para las editoriales, sino para los lectores. Basándome en lo que ha pasado con otros sectores como la música, el cine o los videojuegos, más no significa siempre mejor. Y no hablo de estrategias de venta o de mayor o menor calidad; sino del disfrute individual.

Me explico: antes, cuando comprábamos un disco, lo escuchábamos cien veces, y nos sabíamos las películas de memoria. Desde que llegó internet y tenemos todo al alcance... ¿Disfrutamos lo mismo? A mí, por lo menos, me produce una sensación de saturación muy grande, que intento controlar como buenamente puedo; pero lo cierto es que nos desborda un poco tanta información.

¿Qué pasará cuando tengamos 100 libros en nuestro ebook? ¿Estaremos con una novela y echaremos un vistazo a otra? ¿Será tan fácil acabar los libros, nos dispersaremos más? Es que, si a mí me pasa esto con el libro de papel, no quiero ni imaginar lo que me ocurrirá con el digital.

Icíar dijo...

Tengo mis dudas con el lector de libros de tinta electrónica (que es el que a mí me gusta) o con el lector tipo Ipad, que me da que es lo que terminará imponiéndose. Y mira que a mí no me gustan por el tema de la luz de la pantalla. Pero creo que terminarán imponiéndose. El llevar una enciclopedia, periódicos, lieteratura, google, etc, en un chisme de estos, tiene tal ventajas, que creo que superará los inconvenientes.
El libro de papel será para los ricos, porque eso sí que no es virtual. Se puede mojar, quemar, pero ahí está. Lo otro, al fin y al cabo no es nada.
Yo hace tiempo que uso un lector de libros, y puedo decir que ni te enteras que no es papel. Te llegas a olvidar.

El hombre intranquilo dijo...

@Icíar: Que el libro electrónico terminará imponiéndose, es un hecho (o, al menos, ocupando un gran nicho de mercado); pero que lo haga el ipad es más que dudoso. Uno no se puede tirar un montón de horas al día leyendo en una pantalla, es incomodísimo para la vista. Puede valer para lecturas ocasionales, pero no se puede leer en él Guerra y Paz. Ahí creo que la tinta electrónica tiene ganada la batalla.

César dijo...

Gracias a todos por dejar vuestros comentarios. PArece que todos confiamos en que el sistema se mejore y termine de implantarse.
Creo que de esto puede derivarse otro debate; tal como dice "El hombre intranquilo", podríamos ver quien se lleva la palma, si el ereader o el tablet.

Yo creo que a los que usemos estos dispositivos para leer, usaremos la tinta electrónica, pero mucha gente se decantará por la mayor usabilidad de un tablet, aunque a la larga se demuestre menos adecuado para la lectura, no creéis?

Luisa dijo...

Yo de momento no tengo e-reader, pero estoy segura de que antes o después acabaré haciéndome con él. No por ello voy a dejar de comprar libros en papel, pero me parece una buena opción para leer fuera de casa y para conocer novelas que en principio no estamos seguros de comprar. Pero estoy de acuerdo en que el precio de los e-books ahora mismo es abusivo.
¡Saludos!

Inmaculada dijo...

Yo era defensora a muerte del papel hasta que tuve a mi último hijo y descubrí la maravilla de leer a oscuras en la cama en el e-reader de mi marido sin molestar al pequeño dormido. Realmente es cómodo para llevar fuera de casa, por ejemplo. No creo que sea el fin del papel, sino un complemento.
Saludos.

César dijo...

Luisa: Tarde o temprano todos pasaremos por el aro, jejeje, pero yo tampoco dejaré de comprar libros de papel, pues tienen un sabor mucho más especial!

Inmaculada: Bienvenida al blog, muchas gracias por tus comentarios, que son siempre bienvenidos. Es cierto que para una madre leer a oscuras en la cama es todo un adelanto. Es un aspecto muy a tener en cuenta, xD

Saludos

Eva dijo...

Yo sin embargo creo que sólo es presente, porque además le está costando trabajo despegar. No sé si lo creo o lo quiero creer pero así es.

LinkWithin