domingo, 20 de junio de 2010

"El símbolo perdido", Dan Brown

ARGUMENTO:

"¿Existe un secreto tan poderoso que, de salir a la luz, sea capaz de cambiar el mundo?
Washington. El experto en simbología Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en el Capitolio. Pero el secuestro de Peter y el hallazgo de una mano tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambian drásticamente el curso de los acontecimientos. Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada y la investigación oficial, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de secretos masónicos, historia oculta y escenarios nunca antes vistos, que parecen arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad. "

OPINIÓN:

¿Qué contar sobre este libro y este autor que no se haya dicho ya? De Dan Brown sabemos que es el mayor fabricante de Best-sellers de la literatura actual, y que su mezcla morbo-ficción-realidad en sus novelas le están reportando unos dividendos enormes. Quizá si nos referimos a la calidad de sus novelas, encontremos detractores y admiradores a partes iguales.

Antes de empezar con la lectura de este libro, y como dije en uno de mis "In my mailbox", ya sabía a que me exponía, pero aún así, me apetecía volver a leer algo de este autor que tanto me hizo disfrutar hace años con "El Código da Vinci". Quería saber si lo de hace años fue un espejismo o una realidad. Una vez terminadas en pocos días las más de 600 páginas de esta historia, me quedo más bien con lo primero.

Quizá me haya acostumbrado a algo mejor que a este tipo de novelas, que guían al lector de un lado para otro sin tener tiempo a pensar por si mismo. Quizá en el Código, tanta pintura y tanto museo fuera más afín a mis aficiones, y esta vez, el lenguaje físico y filosófico que da forma a esta nueva aventura de Robert Langdon no me haya calado. El caso es que la novela, pese a estar interesante, no me ha entusiasmado tanto como esperaba.

Esta claro que "El símbolo perdido" tiene todos los ingredientes de un gran best-seller (en esto Dan Brown es un crack), pero, por suerte o por desgracia, yo he aprendido a exigir más a las historias que me leo. Muchos de los diálogos del libro son poco (o nada) creíbles y la repetición de los mismos roza lo soportable. Por no hablar de los saltos de capítulo, con una técnica que gusta en pequeñas dosis, pero no de manera continuada. En cuanto a Robert Langdon, la imagen dada en la novela es la de una persona demasiado pelma y friki.

Aún así, no quería que esto se convirtiera en un ataque contra la literatura de este tipo. Siempre que sale este tema en alguno de los foros, yo defiendo este tipo de libros. Los defiendo porque gente como Dan Brown fue la que animó a la lectura a mucha gente como yo, por eso siempre será de agradecer a la gente que consigue que los jóvenes se pongan delante de un libro. Lo malo es cuando te quedas sólo en este tipo de literatura o, lo que es peor, te la llegas a creer.

Pero vamos, que no pondré tan mala nota a este libro. Calidad aparte, su lectura es amena y ágil, y pese a su extensión, se lee en cuatro o cinco sentadas. Incluso, mal que me pese reconocerlo, tiene algunos giros y sucesos que nunca llegué a esperarme.

LO MEJOR:

  • Que a pesar de que la calidad brilla por su ausencia, siempre se pueden sacar buenos conocimientos de la novela. Gracias a esta historia, conozco un poco más la historia de la capital de EEUU.
LO PEOR:
  • La relación de los personajes con los miembros de la CIA. ¿Tanta inmunidad tienen en esa Agencia?
  • Mucha "paja" a la hora de hablar de la ciencia no-ética y de las repercusiones de su estudio en los seres humanos y blablabla...
  • ¿Que tienen los masones o los templarios de enigmáticos para que hayan inspirado tantas novelas?
VALORACIÓN: 6/10


20 comentarios:

sonia dijo...

la verdad es que a mi se me hizo muy ameno, no estuvo a la altura de El Codigo o Angeles pero me gustó, es como leer a Indiana Jones o algo así
Saludos!

Luisa dijo...

Yo lo tengo en casa, a la espera de ser leido. Los anteriores libros del autor me resultaron entretenidos, aunque hay que reconocer que no es de lo mejor que ha pasado por mis manos... Saludos!

LAKY dijo...

Me pareció peor que El código y Ángeles y demonios, pero hay tramas, conjuras y explicaciones varias que no están mal. Y, como dices, las anécdotas sobre la historia de EE.UU, están muy bien.
Saludos

César dijo...

Gracias a las tres por los comentarios!
Al menos coincidimos en que no está a la altura de sus predecesoras, pero parece ser que a mi me ha gustado bastante menos que a vosotors!! jeje

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Hola César!!

Hace años devoré El código Da Vinci, Ángeles y demonios, La Conspiración y La fortaleza digital y, sobre todo los tres primeros, me encantaron, me hicieron disfrutar mucho y me entretuvieron un montón. Pero estoy de acuerdo contigo que los gustos cambian, no sé muy bien porqué, si porque cambiamos con la edad o quizá por otros motivos, pero el caso es que no me llama nada la atención El símbolo perdido y no tengo ninguna intención de leerlo. El tema de los best-seller y la buena literatura es un debate interminable y para gustos están los colores. Pero es cierto que a veces a todos nos apetece leer algo más ligerito, que nos entretenga y no nos haga pensar mucho, y Dan Brown es muy bueno para eso. Un abrazo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Vero dijo...

No he leído ninguno de Brown, supongo que de hacerlo lo haría con el Código o Ángeles, tú cuál me dirías que es mejor para empezar?

César dijo...

Goizeder: Pues sí, esta lectura, pese a sus páginas, es muy ligerita. Si disfrutaste con los anteriores libros de Dan Brown, este supongo que también te debería gustar.

Vero: De los dos que dices, me quedo con el Código da Vinci, aunque también es verdad que si no lees a este autor no te pierdes nada, jeje

Goizeder Lamariano Martín dijo...

César, seguro que si me pongo a leer El símbolo perdido, me guste o, al menos, me entretenga como hicieron el resto de libros que he leído de Dan Brown. El problema es que ahora no me llaman la atención este tipo de historias y, con todo lo que hay que leer, prefiero optar por otro tipo de libros. Eso es lo malo, que nos tenemos que decantar por unos o por otros, hay demasiados libros para leer y muy poco tiempo para hacerlo. Estoy de acuerdo contigo en lo que le dices a Vero, si no lees a este autor, tampoco te pierdes nada. A mí El Código Da Vinci me gustó, pero todavía me gustó más Ángeles y demonios. Un abrazo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Icíar dijo...

Así de entrada no son de esos libros que me arrastran a cogerlos, y después de leer tu comentario, ya no me queda ninguna duda de mi posible error. :D

Bookworm dijo...

Yo también defiendo los Best-seller. Creo que hay un tipo de literatura para cada momento y para cada estado de ánimo. Reconozco que literalmente devoré "El código..." y "Ángeles"... y compré éste buscando el mismo entretenimiento, pero... no lo encontré. No sé si repetiré con Brown. Las páginas con las explicaciones sobre la ciencia noética me costó mucho pasarlas.

César dijo...

Goizeder: Más o menos tenemos la misma opinión. Esta claro que siempre dejamos sin leer muchos libros que merecen la pena, pero ese es un riesgo al que nos enfrentamos siempre!

Icíar: Siempre puedes dar una oportunidad a este tipo de libros. Entretener, entretienen siempre, y se leen rápido. Pero de ahí a que te gusten....jeje

Bookworm: Como ya te dije, eso de la ciencia noética tampoco me convenció mucho!!

Blanca dijo...

César: estoy de acuerdo contigo con que este tipo de literatura hace nuevos lectores, así que es estupendo que sigan existiendo los best-sellers.
De Dan Brown sólo he leído "EL código da Vinci", y lo devoré en pocos días. Es un libro que engancha. Lo que no sé es si en algún momento leeré otro libro de este autor. Como han dicho en los comentarios ¡hay tanto para leer y tan poco tiempo!.
Un abrazo

bibliobulimica dijo...

no lo he leído aún, pero me ha gustado lo que cuentas como para llevármelo a la playa...¡gracias César!

César dijo...

Blanca: También coincido contigo. Es cierto que hay mejores autores con los que disfrutar, al menos en mi opinión.

Bibliobulímica: Ya nos contárás que tal te sienta la mezcla de playita y Robert Langdon

Eva dijo...

Para mí, un libro hecho pensando en una película aunuqe como bien dices, y estoy de acuerdo contigo; me ha enseñado cosas de la capital de USA. Pero vamos que podría haber pasado sin su lectura.

Thomas dijo...

Veo que en tu valoración pesa más lo peor que lo mejor.
No me atraen mucho estos libros, y con lo que dices... menos aún.
Muchas gracias, César, y feliz verano.
Un abrazo

Rusta dijo...

A mí sí que me gustó, pero como una lectura de entretenimiento sin más. Para obras de calidad me voy a otros autores.

Por cierto, yo también defiendo a Dan Brown y otros autores de best sellers. Independientemente de su calidad literaria, tienen un mérito enorme por haber conseguido que gente que no leía habitualmente se interesen por la lectura. Además, a mí en particular se me hacen muy entretenidos.

Besos.

Ignatius dijo...

Espero no molestar a nadie, pero Dan Brown es un fraude completo y absoluto. Mi hermana pequeña escribe mejor -y lo digo en serio- y casi toda la supuesta "información secreta" que revela en sus libros es cuando menos inexacta, y casi siempre directamente falsa.
Y no me entendáis mal. Soy el primero al que le gustan los libros ligeros -todo tiene su momento- no son un snob. Pero se puede hacer literatura best-seller de cierta calidad (Grisham, Perez Reverte, Mario Puzo, muy reciente Larsson) y se puede incluso pasar a la posteridad haciéndolo (Dumas, Dickens). Y lo que este señor perpetra con cada libro no se si tiene nombre, pero desde luego no es literatura.

César dijo...

Hola Ignatius:
Bienvenido a Asómate y Verás! muchas gracias por tus certeros comentarios.
En parte, comparto tu opinión con este libro. Cuando lees literatura con un mínimo de calidad, la prosa de el señor Brown parece paupérrima.
Aún así, de vez en cuando no viene mal, sabiendo que lo que haces es pasar el tiempo. Es como cuando te comes una hamburguesa en el McDonald. Sabes que es porquería pura, pero una al año....xD
Saludos, y eres siempre bienvenido a esta casa!

Jesús dijo...

César, me identifico plenamente con tu opinión. Creo que mi entusiasmo con "El código Da Vinci" se debió a sus vínculos con el arte, que me encanta. En "El símbolo perdido" esta parte de la historia se reduce, y con ella mi interés. Cogí la historia con ganas, el comienzo me pareció de infarto, pero no me ha convencido en ningún momento, demasiado forzado, desde mi punto de vista. Eso sí, ha merecido la pena esta lectura por descubrir a Mal'ahk, del que me declaro fan, al igual que me ocurrió con el monje albino Silas.

¡Saludos!

LinkWithin