martes, 13 de octubre de 2009

"Catedral", Raymond Carver


"Se ha afirmado que el relato es la forma narrativa por excelencia en la literatura norteamericana actual y que Raymond Carver es el maestro indiscutible en este registro. En cada relato de Catedral se revela la presencia latente o la intrusión de terrores extraordinarios en una existencia ordinaria (Cathleen Medwick). El propio Carver ha escrito: «Pienso que es bueno que en un relato haya un leve aire de amenaza... Debe haber tensión, una sensación de que algo es inminente. Sus personajes son gente de lo más común: trabajadores manuales, empleaduchos, parados, parejas a la deriva... desamparados, golpeados por la vida, muchos de ellos bebedores, acceden, a pesar suyo, a una suerte de dimensión heroica, tercos testimonios de una realidad implacable. Su estilo es escueto, lacónico, opera por sustracción; se ha dicho que Carver inaugura una nueva visión, un nuevo método, una nueva tonalidad. Una de las voces más originales que han aparecido en la narrativa norteamericana desde hace muchos años."

Hace meses hice mi primera prueba con un libro de relatos, "Llamadas telefónicas", de Bolaño, y el resultado fue muy satisfactorio, asi que me he decidido a leer al que para muchos es el rey de este estilo literario. Terminé el libro hace una semana, pero he decidido dejar este tiempo, para poder saborear mejor el resultado, y dar la nota que realmente se merece, en mi opinión.

En "Catedral" nos encontramos uno de los mayores exponentes de la corriente literaria llamada "Realismo Sucio". Por ello, tenemos relatos duros, con frases cortas, sencillas, sin adornos del lenguaje. El autor nos cuenta lo que el quiere que sepamos: nada más, sin rodeos. Los personajes son seres perdidos, sin rumbo, con una vida destrozada y sin luces de mejora. Son gente que lo han perdido todo e intentan remontar el vuelo sin poder tener los medios necesarios.

¿Cuál es el resultado de todo esto? Unas historias tremendas. Se respira un aire de tensión en cada una de las frases de los personajes, que incluso en ocasiones llegan a transmitir agobio. Esto te hace devorar las páginas rápidamente, esperando el desenlace, que muchas veces no llega, o se esfuma.

Se nota que es literatura de calidad, de la buena, pero aún así, me gusto más la pluma de Bolaño. Quizá sea, como dice Hilario en su post sobre Carver, que a este autor hay que leerle con la moral alta, y yo en estos momentos carezco de ella. Aún así, una semana después de leerlos, creo que no ha sido mala elección la de Catedral. Puede que, cuando las cosas estén mejor, me atreva con otra de sus colecciones de relatos. Es más, seguro que volveré a cruzarme con Carver

LO MEJOR:
  • Literatura de calidad
  • Estilo directo, sin artificios
  • La forma de mantener en vilo al lector, pese a que a veces parece que no está contando nada.
LO PEOR:
  • Como digo en la crítica, alguno de sus relatos tienen tanta tensión que casi se puede cortar con un cuchillo.
VALORACIÓN: 7/10

7 comentarios:

Carmina dijo...

Me temo que si hay que leerlo con la moral alta, te digo lo mismo que a Hilario, yo ahora la tengo bajo minimos, asi que esperare para abordar a este autor

Miguel Baquero dijo...

Que un relato tenga tanta tensión que se pueda cortar con un cuchillo no me parece en absoluto malo. Más bien todo lo contrario. Lo malo son los relatos febles y lingüines que te depositan sin sobresaltos en un final previsible, calculado y seguramente feliz

Hilario dijo...

¡Me encanta el estilo de Carver! Ya me han dicho que este libro es muy bueno. Seguro que acabará en mis manos.
¡Muchas gracias por el enlace!

César dijo...

Carmina: Haces bien en aplazar lecturas así, pues es tontería leer cosas que pueden llegar a disgustarte sabiendo que con otro estado de ánimo se disfrutarían mal. Ánimo!

Míguel: Tienes razón en lo que dices, pero yo no pude soportar esa tensión, jeje.

Hilario: Espero que te animes. Yo me animaré algún día con "Tres rosas amarillas"

Fernando del Busto dijo...

Carver es una debilidad personal y siempre que se le cita en una bitácora aprovecho para recomendar su poesía, bastante accesible en español-
Y estrechamente relacionado con él Short Cuts, una obra maestra de Robert Altman ,espero no equivocarme en el nombre del director, basada en los relatos de Carver.

Gww dijo...

Hola César, me detengo en esta entrada porque he estado tentado varias veces de comprar este libro y finalmente nunca lo he hecho, aunque por lo que dices, parece que realmente merece la pena.

De este autor sólo he leído Tres rosas amarillas sobre la muerte de Chejov y la verdad es que gustó batante.

Un saludo.

PD.- Me gusta el apartado Lo mejor y lo peor, es valiente condensar la opinión.

César dijo...

Gww, gracias por tu comentario. Si te gusto Tres rosas amarillas, seguro que este también lo hará.

Saludos

LinkWithin