jueves, 28 de febrero de 2008

"El péndulo de Foucault", Umberto Eco


Tras un largo periodo de pausa, volvemos a la carga con un libro del genial Umberto Eco.

"Tres intelectuales que trabajan en una editorial de Milán establecen contacto con autores interesados en las ciencias ocultas, las sociedades secretas y las conjuras cósmicas. En un primer momento dicha relación se mantiene estrictamente profesional, pero poco a poco van estrechándose los lazos. Editores y autores inventan juntos, por puro juego, un complejo «plan», urdido supuestamente por los templarios siete siglos atrás. Pero alguien toma demasiado en serio el juego, y todos ellos se verán inmersos en una inquietante pesadilla"

Antes de desgranar un poco más extensamente el contenido del libro, hay que decir que Umberto Eco quiso con "El Péndulo", dar una muestra de su superior conocimiento del saber humano (por si alguno lo dudaba todavía). Y vaya si lo consiguió!!!!!!

Y es que las 800 páginas del libro en cuestión no son más que una retahila de conceptos inentendibles, a veces hilvanados (para que el lector no deje el libro a la mitad), de sectas, nombres extraños, palabras nunca antes oidas y reflexiones nunca antes reflexionadas.

Como siempre, a Umberto le cuesta entrar en faena. Para todo aquel que leyó "El nombre de la Rosa" (altamente recomendado), sabe que muchas páginas están dedicadas a la historia, pero en "El péndulo", hay muchisima más "paja". Las primeras 100 páginas son difíciles de pillar, y hasta las 100 siguientes no te enteras de que va realmente la historia. Pero lo más curioso es que el famoso Plan sobre el que versa la novela, no empieza a aparecer....¡Hasta mitad del libro!

Mucha gente no ha sido capaz de llegar hasta el final, ya que en ocasiones te llegas a cansar de tanto ocultismo y tanto Templario (si, aunque parezca mentira, muchos autores hablaron de los templarios antes de el boom de "El código da Vinci").

Para todos los amantes del ocultismo y las sectas, este es un libro que pueden considerar como Biblia, ya que nunca antes habían tratado este tema con tanta seriedad (Incluso demasiada). Pero para la gente "corriente", que no sabemos más que de Templarios, Cátaros y Masones, el libro nos puede venir un poco grande. Quizá, para hacerlo más ameno, Umberto podría haber metido algo más de acción o movimiento a la novela.

Aun así, y tras la buenisima impresión que me dejó, "El nombre de la Rosa", me niego a pensar que Umberto sea un mal escritor. En mi pila de libros pendientes tengo otra novela suya, "Baudolino", que me tendré que leer para "deshacer el empate", jeje.

LO MEJOR:

- Lo bien que traza a los personajes, sobre todo los dos protagonistas, Casaubon y Belbo
- Las reflexiones que deja el autor en la novela, sobre todo al final, si eres capaz de entenderlo

LO PEOR:
- Su lenguaje barroco, recargado en exceso y en ocasiones, pedante
- La recostrucción del Plan ocupa muchas hojas, y es duro de seguir
- La sensación de leer sobre los Popelicans, los jerosomilitanos, los diabólicos, los drusos, los paulicianos, etc.... y no saber de QUE te están hablando

VALORACION: 5/10

2 comentarios:

lahierbaroja dijo...

Vaya, pues a mí este libro me gustó mucho y me sorprendió... Eco es un gran escritor, de eso no cabe duda.

César dijo...

Que Eco es un gran escritor, nadie lo pone en duda, pero su erudición suele ser excesiva.

Aún así, como he dicho, "El nombre de la Rosa" es y será mi libro favorito

LinkWithin